Ejercicio y dieta

Una dieta adecuada y practicar ejercicio no va a tener efecto directo en eliminar la grasa de lipedema pero ayudará a aliviar los síntomas y a ralentizar la progresión de la enfermedad, además evitar la obesidad manteniendo un peso adecuado es vital para nuestra calidad de vida.

EJERCICIO

Aunque como ya  sabemos  el ejercicio NO es efectivo para perder la grasa del lipedema sí que nos puede ayudar  a nuestra calidad de vida.

El sistema linfático no posee una bomba para empujar la linfa, como hace el corazón que actúa como bomba para los vasos sanguíneos. Éste depende de la actividad muscular y respiratoria. Por lo tanto el ejercicio es crucial para que la linfa fluya correctamente y así evitar un empeoramiento del lipedema en lipolinfedema. Además, en estadios mas avanzados de lipedema la movilidad puede estar afectada, lo que puede hacer que se ejercite menos, en ese caso el sistema linfático no puede bombear correctamente y así se crea un círculo vicioso que puede derivar en linfedema secundario. Conviene recordar que cualquier ejercicio deber ser realizado con medias de compresión.

Ejercicios recomendados de bajo impacto:

  • Caminar. Uno de los mayores beneficios de caminar es que no necesitas nada y puedes hacerlo en cualquier momento, tu misma decides hasta donde llegar y el ritmo a seguir.
  • Natación y ejercicios en el agua. Aunque el hecho de ir a una piscina (y ponerse un bañador) puede ser complicado para las mujeres con lipedema,  el ejercicio que se puede hacer en el agua puede ayudar mucho en el edema y movimientos linfáticos por la presión  que ejerce el agua en las piernas, es como una forma natural de compresión. Puedes unirte a una clase  de ejercicios en el agua “sólo para mujeres” si te sientes más cómoda, ejercitarte en grupo te ayudará a motivarte y encontrarás apoyo. También puedes usar bañador largo tipo legging.
  • Bicicleta normal y estática. 
  • Yoga y Pilates. Mucha gente cree que el yoga es para gente joven y que está en forma, pero muchas posturas pueden adaptarse para todos los rangos de edad y forma física. Ayuda a fortalecer los músculos y a aumentar la flexibilidad. además el yoga y el pilates incluyen ejercicios de respiración profunda que ayudan al flujo linfático
  • Nordic Walking. Consiste en caminar con la ayuda de bastones similares a los utilizados en el esquí. Es muy recomendable para personas con problemas en las articulaciones como las rodillas.

DIETA

Aunque ya sabemos que la grasa del lipedema per se no se puede eliminar con cambios en la alimentación, el hecho de llevar una dieta adecuada puede ayudarnos a reducir la grasa no-lipedémica y  también reducir la inflamación.  El reducir nuestro peso, nos ayudará en la movilidad y consecuentemente seremos más activas. La actividad nos ayuda a que nuestro organismo funcione mejor, especialmente el sistema linfático.

Hay varios tipos de dietas recomendadas, RAD, Paleo, Dieta Antinflamatoria… pero hay ciertas cosas que todas ellas tienen en común:

  • Eliminar alimentos procesados, evitando químicos  y edulcorantes
  • Disminuir el consumo de azúcar
  • Disminuir el consumo de sal

Dieta RAD (Rare Adipose Disease)

Es la dieta recomendada por la Dra Karen Herbst, experta  reconocida a nivel mundial en enfermedades del tejido adiposo, y está indicada para cualquier patología del tejido graso. Se trata también de una dieta antiinflamatoria

Se recomienda  disminuir el consumo de carbohidratos refinados, el azúcar, los productos lácteos pasteurizados, y eliminar los edulcorantes artificiales y los alimentos que contienen colorantes o aromatizantes añadidos, así como cualquier alimento procesado. En cambio se recomienda aumentar el consumo de frutas orgánicas y vegetales, granos enteros y  fuentes saludables de proteínas, como  proteína magra, como el pescado, las aves de corral de carne blanca y huevos

Hay que aclarar que a día de hoy no hay estudios científicos que demuestren los beneficios de esta dieta en el tratamiento  específico de las llamadas “enfermedades raras del tejido adiposo”, entre las que se encuentra el lipedema. Dicho esto, una dieta rica en alimentos que previenen la inflamación ofrece una serie de beneficios para la salud en general, incluyendo la reducción del riesgo de enfermedades cardiacas, cáncer y otras enfermedades.

 7eff43109e2e4a52dbb1334943427e3e.jpg

31f7f43a4952e5f990bbe5f463f484bf.jpg

http://fatdisorders.org/society/patients/inflammation
http://www.curelipedema.org/rad-diet/

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Adalipe